Este artículo fue publicado el 26 de mayo de 2019 en Ocio Cuenca, El Deporte Conquense

El pasado viernes 24 de mayo se estrenó, en los Multicines de Cuenca, el documental «Regresa El Cepa» de la mano de su director, Víctor Matellano y del productor asociado Alejandro Pacios. El documental hace un recorrido junto a Guillermo Montesinos (El Cepa), por los escenarios auténticos de El Crimen de Cuenca, película dirigida por Pilar Miró.

El documental se había pre-estrenado en el Festival de Málaga, en el cine de Belmonte y en Tenerife, siendo esta la primera presentación oficial en toda España. “Elegir Cuenca para hacer el estreno me hacía mucha ilusión, es una manera de cerrar la rueda de estos sucesos que se desarrollaron en la provincia” aclara Víctor Matellano.

Cuarenta años después vuelve a la gran pantalla un homenaje al único film que se secuestró en democracia. El directo ha utilizado los minutos previos para hacer una breve presentación y una introducción a la proyección. A lo largo de 90 minutos se han mostrado las declaraciones de los participantes de la película de Miró, periodistas, juristas y políticos como José Bono, entre otros. Todos coinciden en la gran repercusión que tuvo el largometraje ya no por las escenas de violencia explícita, sino por el hecho de que se impidiera su estreno y proyección.

Tras una gran ovación del público se ha dado paso a un coloquio entre los asistentes, el director y productor. Durante cincuenta minutos se han explicado escenas del documental, se ha comentado la duración del rollo original, compuesto de 24 horas de rodaje y que tras una criba pasaron a 5 horas de entrevistas y recursos. Muy al pesar del director, mucha información se ha quedado en el tintero. También se han desvelado varios lugares de grabación de la película original.

Matellano ha recalcado que este documental se ha hecho con tres finalidades fundamentales, exponer los derechos humanos y la tortura, exponer los derechos humanos y la libertad de expresión y hacer un homenaje a su directora, Pilar Miró, como mujer cineasta. Ya que en esos años España solo contaba con tres directoras de cine.  Asimismo, añade que el volver a los lugares originales le emocionaba mucho, buscar las escenas exactas y encontrar que muchos parajes siguen intactos es una sensación que no se puede explicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *