Esta entrevista está realizada en colaboración con Elena Muñoz y con las fotografías de Alex Basha y fue publicada en Las Noticias de Cuenca el 14 de marzo de 2019

Fotógrafo: Alex Basha

Esta ceremonia ha sido organizada por el Programa Aprende Español en Cuenca y el Centro de Iniciativas Culturales.

La profesora de la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (Japón), Reiko Tateiwa, acompañada por la profesora de japonés en Cuenca, Tamiko Nakamura, han realizado esta tarde una representación de la ceremonia del té en Antik Cuenca como colofón a una serie de presentaciones que se han llevado a cabo a lo largo de la semana en la Facultad de Educación.

Con esta tradicional ceremonia japonesa se ha pretendido dar a conocer una parte de la cultura nipona para todas aquellas personas que se han querido acercar a este céntrico local conquense. En esta ocasión, el encuentro no se ha limitado únicamente a una representación, sino que la treintena de asistentes han podido participar activamente en la ceremonia del té.

Cada uno de ellos ha podido preparar su propia taza de té a la manera japonesa guiados por las profesoras. Esta ceremonia ha sido organizada por el Programa Aprende Español en Cuenca y el Centro de Iniciativas Culturales.

¿Su intención con esta representación es que seamos partícipes de la tradición japonesa?

Exactamente. No sólo ver los grabados o escuchar la música, sino experimentar. En esta ceremonia no sólo es importante la elaboración del té sino también el uso del kimono, el tipo de cuencos en el que se sirve o los protocolos que se han de seguir.

¿Hay alguna tradición en España que le resulte especialmente diferente?

Es un mundo, no digo que opuesto, porque muchos de nosotros encontramos en España algo que nos hace sentirnos cómodos. Físicamente nos parecemos en tener el pelo y los ojos negros, lo cual nos da tranquilidad. También nos une el arroz, aunque aquí se coma paella, nos gusta mucho y en general la manera en la que se prepara nos gusta mucho. La gente es muy amigable y muy comunicativa, por lo que, aunque no entendamos bien, siempre podemos ser amigos.

¿Hay interés en España por la cultura japonesa?

Siempre ha existido un interés en España por la historia, por el arte, por el manga y por la moda. Después de eso, la gente se interesa por el idioma, bien sea por entender el manga, por la belleza de la caligrafía o por poder leer a escritores japoneses como Murakami. No es un idioma fácil, pero en España tenemos una asociación de profesores de japonés que trabajan para que los métodos sean cada vez más adaptados a los estudiantes españoles.

¿Cuál es la situación de la mujer japonesa en la actualidad?

En la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, la mujer volvió a la casa, pero el resto de la historia, la mujer japonesa siempre ha trabajado fuera. Ese periodo ha sido una excepción, el resto del tiempo siempre hemos trabajado como los hombres. La derrota fue una negación completa de Japón.

Ahora la mujer japonesa ha vuelto a salir de casa. La generación de las abuelas se quedó en el hogar, pero las madres actuales ya trabajan fuera, aunque sufriendo la legislación que se modificó después de la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, el número de parlamentarias o mujeres en puestos de poder es escasa y queda mucho terreno que reconquistar. Ahora a las jóvenes les toca ir más adelante y ser claves en el futuro de Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *